El chiste del Cura y la monjita

El chiste del Cura y la monjita

Un cura va conduciendo por una carretera cuando ve a una monja en pie en el arcén. Él para el auto y ofrece llevarla, lo que la monja acepta. Ella entra en el coche y cruza las piernas mostrando su belleza. El cura se descontrola y casi choca con otro auto. Después de lograr controlar el coche y evitar un accidente, no se resiste y pone la mano en la pierna de la monja. La monja lo mira y dice:
– Padre, recuerde el salmo 129…
El Padre se perturba:
– Disculpe, hermana, la carne es débil… y saca la mano de la pierna de la monja.
Llegando a su destino la monja agradece y, con una sonrisa enigmática, baja del auto y entra al convento.
Así que llega a la iglesia, el cura corre hacia las Escrituras para leer el Salmo 129, que dice:
“Adelante, persista, más arriba encontrará la gloria del paraíso”.

MORALEJA: si Usted no está bien informado sobre su trabajo, puede perder excelentes oportunidades.

el-cura-y-la-monjita

Palabras mas buscadas

  • chiste de la monjita y el salmo 129

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Apoya este sitio compartiendolo porfavor
Siguenos en cualquiera de estas Redes Sociales