Fabula del Cuervo y el Conejo

Un cuervo estaba sentado en un árbol sin hacer nada en todo el día. Un conejito vio al cuervo y le preguntó: “¿Puedo sentarme como tú y no hacer nada durante todo el día?”

El cuervo respondió: “Claro, ¿por qué no?” Entonces, el conejo se sentó en el suelo, bajo el árbol. De repente, apareció un zorro, saltó sobre el conejo y se lo comió.

Moraleja: Para estar sentado sin hacer nada, debes estar sentado muy, muy alto.

fabula el conejo y el cuervo

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Apoya este sitio compartiendolo porfavor
Siguenos en cualquiera de estas Redes Sociales