Mi fracaso en los negocios cuarta parte

Un viaje con mucha ilusión

Eran ya el 2004 y hablando con un amigo jalador que ahora ya tenia su puesto de recargas (pirata) y era de Pucallpa (selva peruana) me dijo que pensaba viajar a la selva para visitar a sus suegros y a la vez que deseaba llevar ropa de segunda para vender, y yo le conté que tenia como 80 pares de zapatillas estancadas que no pude vender en Chorrillos Matellini, y el me animó a ir con el, a la selva específicamente Contamana, me dijo que ahí iba a conseguir vender toda mi mercadería y ademas podría conseguir mujer jeje..

El día del viaje con fe me embarqué, el destino era Contamana, para llegar ahí teníamos que llegar primero a Pucallpa, luego ir con lancha hasta Contamana, fue un viaje muy largo, pero al final llegué hacia un calor de unos 40 grados, ademas había muchos zancudos que me picaban todo el cuerpo, visitamos a sus suegros y al siguiente día nos levantamos a las 5 de la mañana disque el negocio solo era hasta las 10 y de ahi todo era muerto.

Una gran sorpresa

Bueno salimos a vender el con su ropa de segunda y yo con mis 80 pares de zapatillas, y que creen que pasó? uff solución total vendí todas mis zapatillas, lo que no pude vender en 4 meses, lo vendí en la selva en menos de 2 semanas, no solo había recuperado mi dinero sino que había sacado un buen margen de ganancias, estuve tan contento que me propuse ir a Lima y regresar nuevamente a Contamana.

El primer viaje fue antes de la fiesta de San Juan, el segundo fue antes de Fiestas Patrias y no saben vendía Zapatillas como loco, la gente se amontonaba, es mas conseguí flaca, lo que no podía conseguir en Lima lo conseguí en la selva, ya estaba pensando seriamente en quedarme y no solo eso, me encontré con un viejo amigo jalador de la galería Centro de Lima que también era merca y vendía ropa de segunda pero con su propio puesto (mas tarde juntos iríamos de viaje a otros pueblos).

Las ventas de zapatillas empezaron a bajar pero siempre se vendía al menos mas que en Lima, yo estaba con una flaca pero ella no era muy fiel que digamos, así que terminamos eso también me deprimió , tanto que teniendo mercadería no salia a vender, no se si fue la depresión que me bajoneo en el negocio, pero mis ventas iban en picada para abajo, cada vez más así que me desanime y volví a Lima a buscar empleo una vez mas.

Al llegar a Lima

Mis Padres no estuvieron de acuerdo con que me vaya de viaje eran muy sobre protectores a pesar que ya era un joven manganzon con pelos en los huevos, así que ellos decidieron comprar un local comercial, y pues yo estaba contento porque por fin podría vender algo sin tener que pagar alquiler, pero el local demoró años en ser construido (bueno esa es otra historia)

Asi que para no perder tiempo inmediatamente empece a trabajar por allá en el 2005 como operario de fabrica en Procter & Gamble por casi un año, pero en ese mismo año quise experimentar abrir un negocio que se había puesto de moda en los años anteriores, Cabinas de Internet , un negocio que aparentaba ser la mejor oportunidad, pero que ya desde el principio fue un fracaso total, comenzando que hice sociedad con un tipo que no tenia plata, también con mi hermano, pero las ganancias no eran suficientes para repartidlas con 3 personas.

Las Cabinas de Internet estaban de moda.

La inversión total fue de unos 12 mil soles, compramos las maquinas mas baratas unas pemtium 3 a un charlatan en serio que la emoción nos hizo meter la pata, cuando se malograron las maquinas el tipejo no nos quiso dar garantía de reparación porque nos decía que faltaba que completen el pago total, y pues era cierto , el amigo de mi hermano que era uno de los socios no había pagado su parte completo y eso le dio el pretexto al proveedor a no darnos soporte técnico a las maquinas.

Así que en menos de 2 meses decidí retirarme del negocio y agarrar las maquinas que me corresponden y las tuve que rematar para recuperar algo de lo que había invertido, en realidad nunca recupere mi dinero, otro factor importante del fracaso fue que al trabajar en una empresa no tenia tiempo para atender la cabina, ya que al ser los 3 socios, teníamos que poner el capital en partes iguales, atender en horarios parejos, un mes después la dueña quería cobrarnos mas por el alquiler del local.

Otro factor también seria que el local estaba en una zona peligrosa de Villa Maria del Triunfo, tuvimos suerte de que nos nos asaltaran, puesto que los asaltos de cabinas de Internet eran muy comunes en esas épocas, y pues se robaban todo, el dinero y las maquinas, a veces teníamos que dormir en el negocio pero nos turnábamos, considero que mis socios no eran malas personas, pero no nos comprendíamos, puedo reconocer que yo fui parte del problema porque quería ver ganancias rápidas así que es por eso que también fracasamos.

Conclusión

En realidad el amigo que me llevo a la selva cumplió con su promesa, que será de el?, todo lo que dijo fue cierto, llegue con mis zapatillas y en menos de 2 semanas vendí casi todo, solo que al parecer se vende mucho mejor en fiestas, como fiesta de San Juan , fiestas patrias o quizá navidad ( nunca llegue a navidad).

Luego con el negocio de las Cabinas de Internet no era un negocio para hacerlo con sociedad, uno solo podía abrirlo y atender a tiempo completo, y quizá de esa forma podías manejar tus ingresos, desde ese momento viví peleado con mi hermano por años, no vale hacer negocios con familiares, pero considero que yo fui mas el mas culpable de los 3. ( mi hermano hasta ahora no a abrir ningún negocio) comprendo su desconfianza.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.