Mi Fracaso en los negocios Quinta Parte

Spread the love

Un nuevo Viaje a la Selva

Eran ya Enero del 2006 y trabajé un año en Procter & Gamble como operario de fabrica, ya estaba aburrido así que renuncie y volví a viajar a la selva peruana, nuevamente a Contamana, esta vez no lleve zapatillas sino ropa de segunda mano, y en principio no fue nada mal, vendí lo suficiente como pa regresar. Y así hice varios viajes, pero esta vez acompañado de un amigo llamado Lucho, que conocí en el 2003 en Lima como jalador de Software, fuimos rio abajo no solo a Contamana sino también a Juancito, Inahuaya, Orellana, Tierra Blanca en casi todos los lugares vendimos bien, el problema de estar viajando a varios pueblos.. es que se gastaba mucho en pasaje y flete, pero bueno tambien era parte de la aventura.

Con respecto a Lucho nos hicimos buenos patas, el tenia su puesto de ropa de segunda mano en Contamana, aunque no me acompaño en todos los viajes, pero si me acompaño en los suficiente para yo mismo conocer las rutas, fue un buen pata, la selva es muy calurosa pero la gente de ahí es muy amable hasta las chibolas te saludan sin conocerte. Decidí no seguir con el viaje debido a que no veía tantas ganancias como antes, a lo mucho recuperaba mi inversión, ademas mi padre me hizo una propuesta para no viajar mas.

Un nuevo Puesto de Cabinas de Internet

Mi padre detestaba que me fuera de viaje, el siempre deseo que me vaya mal en los negocio hacia la selva para que no me vaya de su lado, era muy sobre protector ( enfermizo creo yo) recuerdan que mi padre compró un puesto comercial? pues ese puesto no se podía utilizar porque faltaba construir, esta vez ya estaba construido y me propuso poner un negocio ahí, entonces no se me ocurrió mas que poner otra vez una Cabina de Internet pero esta vez el negocio será solo mio y sin socios, aparentemente todo seria un éxito.

Busque material y maquinas baratas para empezar el negocio, la conexión yo mismo lo hice porque yo mismo había aprendido a realizar conexiones de red, así que lo hice rápido, pero fue en vano porque la telefónica se demoró en instalar el servicio de Internet en el puesto, pasaron semanas, aunque no gastaba en alquiler del local esta impaciente por empezar a atender y tener mis primeros clientes, hasta que por fin lo instalaron pero no calcule bien el local solo era de 2 metros cuadrados y pensé que podían entrar 6 maquinas y pues solo entraron 4 porque si ajustaba a 6 nadie iba a entrar y para concha el hijo e puta del técnico rompió uno de mis muebles le increpe y le dije que me quejaré con la telefónica, al final lo olvide.

Aparentemente todo iba bien, había clientela, el problema que los clientes mas venían por la tarde casi de noche y la galería solo habría hasta las 7 de la noche, ademas los clientes la gran mayoría eran gente mal vivir, la zona era un poco peligroso, así que los que reunían en esa galería eran ladrones, estafadores y gente vulgar, de alguna manera me hice conocido, pero igual pasaron los meses ( al menos dure 6 meses) y no veía ingresos dignos, note que al costado había una cabina internet antes que yo, y pues su clientela llega mas por la noche, no me quedó mas que cerrarlo y otro fracaso mas en mi experiencia en los negocios.

Conclusión

En fin no me quedó otra que buscar otro destino, al parecer los negocios no son lo mío, detestaba trabajar para otros pero no tenia otra opción, el viaje a la selva era demasiado largo y costoso, es por eso que no veía ingresos dignos, y tratar de viajar a varios lugares fue un dolor de cabeza, llevar toda la mercadería fue una chamba que pensé que no lo volvería a repetir pero mas tarde lo haría.

En el caso de las cabinas a pesar que yo era el único dueño no había ingresos dignos, porque la mayor afluencia de clientela es en la noche, pero lamentablemente la Galería cierra muy temprano como era nueva la mayoría de vecinos se cierran su local yo no puedo quedarme solo en la Galería, aparte que el local era pequeñísimo para una cabina de Internet.

Comments

comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.